martes, 23 de septiembre de 2014

Octavio Justo Suárez fue recordado a 30 años de su trágico deceso

El piloto -ex titular de la Asociación Corredores de Turismo Carretera- falleció al despistarse con su coupe Dodge durante la Primera Vuelta de Benito Juárez, en el circuito semipermanente de Tandil.

(EL ECO DE TANDIL - FOTOS  LUIS ORLANDO SANCHEZ) El homenaje fue organizado por el Municipio de Tandil, el Tandil Auto Club y la Asociación Corredores de Turismo Carretera y se concretó en el monolito emplazado en la ruta provincial 74.


Entre los presentes se destacaban el intendente Miguel Lunghi y el presidente de la ACTC, Hugo Mazzacane; junto al presidente del Tandil Auto Club, Omar García; el secretario general de la ACTC, Rubén Gil Bicella; familiares, ex pìlotos, integrantes del Club Alumni de Benito Juárez y del Automotoclub Olavarría y seguidores del TC.

El intendente Lunghi dijo que “para el Municipio es un honor estar acompañando al Tandil Auto Club y a la Asociación Corredores de Turismo Carretera, en este emotivo y merecido homenaje a Octavio Suárez quien lamentablemente perdiera la vida mientras disputaba una carrera en el circuito de nuestra ciudad”.

Añadió que “fue un gran piloto y dirigente del automovilismo argentino que nos abandonó hace 30 años cuando se accidentó en este mismo lugar en el que hoy nos reunimos. En ese momento nos abandonó físicamente pero siempre se lo recordará porque fue un apasionado de lo que hizo, por eso hoy esta gran cantidad de público se reúne para homenajearlo. Octavio fue un apasionado y cuando alguien vive con pasión deja una marca difícil de borrar”.

Pedro Suárez, hermano y copiloto, indicó que “para mí todo esto es muy emocionante. Con Octavio no éramos hermanos, éramos amigos y estoy seguro que él desde arriba debe estar muy contento porque hoy se reunieron todos sus amigos, corredores y dirigentes”.

Adelantó que “estamos por escribir un libro para que los chicos más jóvenes sepan todo lo que hizo por el turismo carretera. Siempre cuento que me tuve que bajar porque veníamos mal con la familia, sinceramente si yo hubiera estado arriba del auto nos hubiéramos quedado los dos o nos hubiéramos salvado los dos”.

Rubén Gil Bicella, een tanto, dijo que “hoy estamos recordando a uno de los más grandes dirigentes que tuvo el automovilismo argentino, como fue el querido ´Gordo´ Octavio Justo Suárez. Para mí fue un hermano mayor, fue una figura que me enseñó a transitar como piloto y como dirigente y tuve la suerte de compartir con él más de 15 años”.

A su turno, Hugo Mazzacane señaló que “Octavio es un hombre que nunca debemos dejar de recordar porque el Turismo Carretera le debe muchas cosas. Fue un gran dirigente del automovilismo que tuvo que poner lo que había que poner en los momentos más difíciles. En los momentos que no había democracia, allí peleó al borde de ir preso”.

Agregó que “lo que nosotros tenemos que hacer ahora y es nuestra responsabilidad principal es no olvidarnos de Octavio Justo Suárez y por eso les pido que nos juntemos aquí todos los años, porque si lo recordamos el ´gordo´ seguirá estando con nosotros”, completó.

Previo a los discursos, el Municipio, el Tandil Auto Club y la Asociación Corredores de Turismo Carretera descubrieron placas recordatorias, en tanto que responsables de la ACTC y del Club Alumni de Benito Juárez colocaron ofrendas florales en el monolito.

Entradas populares

Buscar

Archivos