miércoles, 3 de julio de 2019

HACE 50 AÑOS SE GESTABA LA IDEA DEL AUTÓDROMO JUAN MANUEL FANGIO

A raíz de la trágica vuelta Balcarce-Lobería en la cual fallecieron  los pilotos Jorge Kissling, Segundo Taraborelli, sus acompañantes y parte de los espectadores, se conformó una comisión denominada Pro Autódromo que sentó las bases del circuito que hoy conocemos. En esta primera parte te contamos la historía de parte  de uno de los legados de Juan Manuel Fangio.



(FOTOS HISTORIA TC Y ARCHIVO DEL AUTOR) La Historia del Autódromo Juan Manuel Fangio se remonta a mediados de la década del '60, en la génesis de la fundación del Auto Club Balcarce. En sus primeros años de vida, la institución organizó su primera carrera de magnitud tras las competencias de cafeteras, que tuvieron un gran auge en esa epoca.

Fue en la famosa vuelta de Balcarce-Lobería del 28 de Abril de 1968 que culminó de manera trágica con la muerte de los pilotos Jorge Kissling y Segundo Taraborelli, sus acompañantes y tres espectadores.  Como era habitual en la época, los accidentes no detuvieron la carrera que continuó hasta su finalización que consagró el triunfo de Carlos Alberto Pairetti con el Barracuda  Chevrolet. Fue la victoria inicial que desembocaría hacía la obtención del título de campeón de TC de ese año.

Carlos Pairetti con el Barracuda Chevrolet culmuna como ganador de la única vuelta de Balcarce-Lobería opacada por la trágica muerte de Jorge Kissling, Segundo Taraborelli, sus acompañantes y tres personas del público. Esa competencia motivó la prohibición de las carreras en ruta por un largo tiempo y el reemplazo del tradicional Gran Premio de ese año por un Triangular en distintos autódromos: Rafaela, Cabalén y Buenos Aires.

En la organización del Gran Premio Lubricantes Celinoil habían trabajado con mucho esfuerzo y pasión los Auto Club de las dos ciudades, hubo importantes premios en dinero y un gentio en todo el recorrido de 342 kilómetros de pavimento y tierra para ir y venir en dos vueltas. El recorrido unió El Cruce, Quequén, Tamangueyú, Lobería, San Manuel y Napaleofu y El Cruce.

"Atrás, quedó la ilusión de todo un pueblo", dijo el periodismo por lo ocurrido en la competencia. Ese desenlace y el deseo de fomentar el turismo fueron motivos que llevaron desde ahí al gobierno municipal de facto de Juan José Mare a encarar una iniciativa que aparecía enorne: construir un autódromo en una sierra.

EL PROYECTO AUTÓDROMO SE PONE EN MARCHA

El resultado fue la suspensión por varios meses de carreras en rutas de la provincia, pero inmediatamente la gente del automovilismo vio surgir con fuerza la necesidad de construir autódromos.  El lugar elegido era la sierra La Barrosa. El intendente Juan José Mare se puso en contacto con el ingeniero José Romano Petrini, que había proyectado la construcción del autódromo "El Zonda", de San Juan. Vino a Balcarce, recorrió el lugar y elaboró luego el proyecto.

Fangio junto con el Intendente Mare, Bernardo Duffard y el arquitecto Romano Petrini analizan los planos y bocetos del por entonces futuro autódromo. En la actualidad esos planos fueron exhibidos en el 2018 en un encuentro Salamonico que se realizó en el Centro Cultural Salamone de Balcarce

Mare también trabajó para conseguir el financiamiento de la majestuosa obra. Para ello se obtuvieron aportes de Provincia y Nación, y de más de 3.400 vecinos que lo hicieron a través de una cuota. La obra fue encarada por la Comisión Municipal Pro Autódromo.


Cuenta Juan Manuel Fangio:

Juan Manuel observa desde la tribuna de Boxes la final de TC
que se realizó en su homenaje al cumplir 80 años en 1991
"Al principio pensamos hacer el autódromo cerca de Mar de1 Plata. Estaban los planos. la financiación, absolutamente todo, pero no prosperó porque el intendente de esa ciudad no estaba de acuerdo y nos vetó el proyecto. Con mi amigo y socio. Bernardo Duffard, comenzamos a tener charlas casi diarias sobre la zona a la que podría llevarse el escenario. Yo le dije que habiendo en Balcarce tantas sierras y tantos terrenos en desnivel. Justo para situar un trazado exigente  para el piloto y de amplia visual para el espectador, el autódromo tendría que estar en los alrededores de la ciudad. Bernardo pensó en la puerta del Abra, pero a sus bondades tenía el inconveniente de que Balcarce no sería lugar de paso para el autódromo y Io que yo quería es que todo el mundo pase por mi ciudad antes de ir a ver la carrera.

 "Entonces comenzamos a ver terrenos al otro lado de la ruta. Con Bernardo recorrimos varias sierras hasta que, por su ubicación, nos quedamos con La Barrosa".

A requerimientos de la municipalidad, el gobierno de la provincia de Buenos Aires sanciona, por ordenanza número 315, la construcción del autódromo. Cinco días más tarde se cita a la primera conferencia de prensa y se informa sobre el proyecto, presupuesto y lanzamiento de llamado a licitación.  El 15 de diciembre se adjudican las obras y en el primer trimestre de 1970 se inician los trabajos: había que mover nada menos que 600 mil metros cúbicos de tierra y rocas. "Tuvimos una pequeña ayuda con el entonces ministro de Bienestar Social Francisco Manrique-evoca Juan-. Y fue él quien pidió que se llamara Juan  Manuel Fangio. Yo quería que se llamara Balcarce".


(...CONTINUARÁ)

Entradas populares

Buscar

Archivos